recomendar  contenido a un amigo

Miles de familias se encuentran atrapadas por la hipoteca

Vender la vivienda para liquidar la hipoteca que pesa sobre la misma ya no es solución para miles de propietarios españoles en apuros. La crisis ha sumido al sector inmobiliario en una profunda depresión de la que da buena cuenta el descalabro de precios, que ha llevado a que unas 400.000 viviendas adquiridas desde el estallido de la crisis valgan ahora menos que sus respectivas hipotecas. Un problema que el banco malo podría agravar si, como algunos temen, hunde todavía más los precios.  
A finales de 2007, los precios alcanzaron su cota más alta. Desde entonces han caído en picado: un 25,5% según el Ministerio de Fomento y un 31% según Tinsa. La consecuencia es que aquellas viviendas cuyos precios se han visto afectados por este descenso valen ahora menos que la hipoteca con la que fueron adquiridas si el préstamo se concedió por al menos el 80% de su valor de tasación. Por ejemplo, si una familia adquirió una vivienda en 2007 por 300.000 euros con una hipoteca por el 80% de su tasación, es decir, 240.000 euros, esa misma casa, tomando la caída media de precios de Fomento, valdría 223.500 euros, con lo que los propietarios estarían pagando letras por una hipoteca de 240.000 euros cuando el valor actual a precios de mercado sería de 223.500 euros, 6.500 menos.
El problema no afecta por igual ni a todas las zonas ni a todos los compradores. “Los que compraron la vivienda para que fuera su residencia habitual, la seguirán pagando aún sabiendo de su depreciación”, explica Barroso. Sin embargo, “aquellos que la adquirieron con fines inversores o especulativos tienen un problema, porque no van a poder hacer el negocio que esperaban”. Los primeros, que en su mayoría se presuponen familias que necesitan un hogar, se enfrenta también a una delicada situación en caso de que no puedan pagar su hipoteca, pues tendrán que vender la casa por un precio inferior al de la hipoteca y hacerse cargo de la deuda restante dada la situación de patrimonio negativo. Como explica Javier Flores, director de Estudios de Asinver, “millones de hipotecados, llevados por la euforia del boom inmobiliario y las agresivas políticas comerciales de la banca, no lo vieron venir. Nunca pensaron que los precios bajarían tanto”. Lo peor es que, a corto plazo, la situación no va a mejorar puesto que, como añade Pelayo, los precios van a seguir bajando debido al deterioro de la situación macroeconómica, lo que atrapará a más hipotecados.

calcular hipoteca

Fuente: La Razón


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar