recomendar  contenido a un amigo

Siete de cada diez operaciones se pagan al contado

En plena sequía de compraventas y de hipotecas, un fenómeno aflora con fuerza en el mercado inmobiliario: el pago al contado. Esta práctica se da actualmente en siete de cada diez operaciones que se cierran, según datos del Consejo General del Notariado. La compra a tocateja, sin embargo, no está exenta de controversia por las múltiples ventajas e inconvenientes que la envuelven. El pago al contado, además de suponer un ahorro de costes, supone una importante baza a la hora de negociar, si bien a cambio se sacrifica la mayor rentabilidad que podría suponer financiar la compra.
Este panorama en el que está inmerso el mercado, encomendado al tirón de las compras a tocateja, no parece el más idóneo para su recuperación. “Evidentemente, el sector no saldrá de su crisis por este camino”, valora el experto inmobiliario José Luis Ruiz Bartolomé, quien ve en la inversión internacional el gran antídoto para el ‘ladrillo’. “Desde antes del verano ha comenzado a comprar de verdad. Ya se habla de que podrían inyectar 14.000 millones, yo diría que incluso el doble, en los 12 o 15 próximos meses. Si la previsión se cumple desaparecerá el miedo y volverá la calma”. Este experto vaticina que “está inversión provocará que la caída de precios se ralentice, generando más confianza en los activos de la banca”. “A partir de ahí podría verse más fluidez en el crédito. Y será en un año y medio o dos cuando volveremos a ver una financiación normal. Será el final de la hegemonía del pago a tocateja”.

cambio hipoteca

Fuente: El Mundo
 


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar