recomendar  contenido a un amigo

El stock de vivienda no se absorberá hasta el 2017

“Puede que los precios de la vivienda no hayan tocado suelo aún, aunque en algunas zonas es posible que sí”, ha asegurado Íñigo Valenzuela, director general comercial de Tinsa. Según el último informe del índice de precios IMIE para mercados locales realizado por la sociedad tasadora, referido al último trimestre de 2013, los mayores descensos se registraron en Madrid (‐13%), Castilla‐La Mancha (‐12,3%) y Asturias (‐11,8%). Por el contrario, en Navarra la caída fue solo del 3%, y en una línea muy similar en Baleares (‐2,3%) y Canarias (‐3,5%). “Las islas son mercados más activos donde la compraventa y los precios han tocado suelo”, afirman en Tinsa. Incluso en Madrid, la foto cambia si se hace un zoom. La capital acumula una caída del 48,3% desde el techo alcanzado en 2007, un descenso superior a la media nacional (‐39,4%), que supera el 67% en algunos distritos pero algo más moderado que el de otros municipios limítrofes.
En líneas generales, la tasadora estima que este año los precios continuarán una senda de moderación desde tasas cercanas al 7,2% registrada en noviembre de 2013, puesto que el repunte de diciembre (‐9,2%) se debe a las medidas fiscales aplicadas a finales de 2012. Como visión general del sector, Tinsa observa una ligera mejora en la concesión de crédito que podría dar lugar a una progresiva reducción del stock de viviendas que se completaría en 2017. La necesidad de viviendas ha disminuido de forma “considerable” durante la crisis, hasta situarse en las 100.000 unidades, un suelo que en Tinsa sostienen que se mantendrá similar en 2015.
Otro aspecto que destaca la tasadora es que durante el último año, la vivienda secundaria ha registrado un incremento histórico, en especial por el tirón de las compras de extranjeros no residentes (suben un 33,8% en el tercer trimestre).
Y aunque por el momento la oferta de nueva vivienda se mantiene por debajo de la demanda, Tinsa cifra en 400.000 unidades el stock pendiente de digerir. “Para principios de 2016, esta bolsa se irá reduciendo en 100.000 unidades, siempre que las condiciones macroeconómicas, de creación de empleo y de evolución del crédito se mantengan”, explicó Raúl García, director de comunicación y marketing de Tinsa. Entre un 15% y un 20% de esa demanda se dirigirá al alquiler y otro 10% se destinará a la adquisición de vivienda vacacional. Si además se tienen en cuenta los inmuebles adquiridos como inversión a largo plazo por la Sareb y otros inversores, la vivienda vacante podría reducirse hasta los 195.000 inmuebles para ese año.

simulador hipotecas

Fuente: El País


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar