recomendar  contenido a un amigo

Criterios que valoran los bancos para decir sí a una hipoteca

 

Los datos del Instituto Nacional de Estadística apuntan a un incremento de la firma de hipotecas en el 2016 y, pese a que todo apunta a que las últimas resoluciones judiciales sobre las cláusulas suelo o los gastos de gestión de la hipoteca encarecerán previsiblemente las hipotecas, esta tendencia seguirá en alza este año.

Las personas que se enfrentan al proceso de solicitar este tipo de préstamo deben saber que, aunque cada entidad es diferente, sí existen una serie de criterios comunes que suelen valorar los bancos a la hora de determinar si dan una respuesta positiva al demandante. Criterios que, eso sí, cada vez son más exigentes, y siempre están relacionados con la solvencia económica, estabilidad laboral y el importe que se va a solicitar al banco. Los desgranamos a continuación.

1. Estabilidad laboral. Un funcionario o una persona con un contrato laboral fijo o indefinido, tendrá más posibilidades de recibir una respuesta positiva por parte del banco. De no tener este tipo de contrato o aún teniéndolo, la entidad bancaria podrá pedir al solicitante documentación como contratos laborales, nóminas o un informe de vida laboral.

2. Nivel de ingresos. El banco querrá saber cuáles son los ingresos mensuales del demandante y si tiene algún otro tipo de crédito al que hacer frente con ellos. La mayoría de los bancos acepta conceder una hipoteca cuando ésta no supone más del 30 o 40% del salario de quien la solicita. Esto lo averigua la entidad a través de nóminas y otros documentos como pagos del IRPF o autónomos.

3. Otros créditos. Con un documento de la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), donde se registran todos los préstamos y créditos bancarios mayores de 6.000 euros, el banco se asegurará de que las personas que demanden un crédito no tengan otras deudas. Si por algún motivo aparece en algunalista de morosos, el solicitante puede ver como el banco deniega su solicitud por este motivo.

4. Importe solicitado. El banco valorará que el cliente tenga ahorros para hacer frente a una parte del pago de la vivienda. Además, las hipotecas no suelen cubrir el 100% del precio de la propiedad adquirida por lo que el solicitante deberá aportar una parte. Por lo general, deberá hacerse cargo del 20% del importe como mínimo.

5. Avales. Los avales también pueden ayudar a aprobar la financiación aunque siempre como complemento y cuando se cumplen, al menos gran parte de las condiciones anteriores.


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar