recomendar  contenido a un amigo

El Banco de España aflora el doble de morosidad en CajaSur

El Banco de España ha aflorado toda la morosidad oculta de la intervenida Cajasur. En mayo entró el Banco de España, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que nombró a tres gestores. En agosto, últimas cifras disponibles, la entidad cordobesa acumula 1.377 millones de euros en créditos morosos, el 9,98% de los créditos, después de haber dado por incobrables (pase a fallidos) otros 451 millones. En total, los créditos con problemas suman 1.828 millones, el 13,24% del dinero prestado. Los números, se destaca, son significativos porque duplican los que reconocía la entidad antes de la intervención y la media del sector. Para algunos expertos, lo que ha ocurrido en Cajasur podría generalizarse a otras cajas y bancos que están conteniendo la cifra de morosos desde hace cuatro o cinco meses, pese a que la crisis ‐sobre todo la inmobiliariano ha dejado de crecer. La agencia de calificación Moody's hizo un informe en que decía que la ratio real de morosidad del sector podría situarse en el 9,2%, frente al 5,62% oficial, si los inmuebles admitidos como garantía de créditos se han deteriorado en paralelo al mercado.

Luis Garicano, catedrático de Economía y Estrategia, de la London School of Economics, comenta que “la desconfianza del mercado en el sistema financiero español tuvo su origen en gran parte en la mora encubierta y descubierta tras la intervención de CCM. Saber que de nuevo ha habido una ocultación sistemática de los malos créditos, como ha sucedido en Cajasur, va a ser un golpe muy importante a la credibilidad del regulador y del sector entero”.

El FROB no ha ocultado la necesidad de cambiar de arriba abajo la gestión de la entidad. Desde que tomó el mando ha destituido al Consejo y ha echado a los cuatro directivos más relevantes. Aunque la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) no tomará oficialmente posesión hasta el 2 de enero de 2011, ya ha colocado a Carlos Pla, ex ejecutivo del BBVA y cercano a Mario Fernández, presidente de la caja vasca. Según los cálculos iniciales, la BBK pondrá algo más de 600 millones en capital (tiene 2.700 millones de excedente) y alrededor de 300 millones más en nuevas provisiones. Además, la BBK contará con 392 millones de ayuda que ha pedido al FROB en forma de un “esquema de protección de activos” en los cuales el fondo estatal asume el 90% de la morosidad y la caja, el otro 10%. Con este dinero, y con los 740 millones de provisiones que ya tiene dotadas Cajasur, hará frente a los activos dañados. La caja vasca calculó que podrían sumar 1.200 millones, pero las cifras de agosto indican una cantidad muy superior.

Fuentes de la entidad cordobesa comentaron ayer que la cifra actual de morosos ya habrá superado con creces los 1.377 millones y estarán más cerca de los 1.500 millones. Sin duda será todo un choque de culturas para la entidad vizcaína, que tiene la menor ratio del sector, con el 2,55%. El problema de Cajasur está en los préstamos a los promotores y constructores por lo que dependerá del ciclo inmobiliario para recuperarse.

Fuente: El Pais

simulador hipotecas

18/11/2010ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar