Estás en: precios

Noticias sobre Precios

Descubre los mejores productos hipotecarios

Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ir a siguiente páginair a última página
En el 2014 la cuota hipotecaria cayó un 6,9%

El mercado inmobiliario evoluciona hacia su estabilización. Los indicadores referidos a precios y ventas de casas, así lo constatan. La directora de relaciones institucionales del Colegio de Registradores y exministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró que ya se perciben las consecuencias de la suave reapertura del crédito que se produjo a lo largo del año 2014. Así, la cuota hipotecaria media se situó en 553 euros al mes, lo que representa un descenso del 6,9% sobre el año anterior y fija el esfuerzo que realizan los hogares a la hora de comprar su vivienda por debajo del 30% de sus ingresos medios, el nivel considerado aceptable por su menor riesgo por las entidades financieras. En cuanto a la evolución que registraron los tipos de interés, estos se redujeron en promedio un 17% el año pasado, al tiempo que se incrementó ligeramente, un 2,25%, la duración de las nuevas hipotecas contratadas, hasta los 22 años y nueve meses. Este aumento del plazo de contratación de los préstamos es fruto de una mayor confianza de los bancos en la capacidad de pago de los titulares de esas hipotecas. Uno de los aspectos que incluye la estadística del Colegio de Registradores es el primer balance de un ejercicio completo de procesos de ejecución hipotecaria iniciados. En 2014 se contabilizaron 69.023, de los que el 62,5% correspondió a personas físicas y el 37,5% restante a personas jurídicas o empresas. De ese volumen de procesos iniciados, no todos concluyen con el lanzamiento del inmueble o el desahucio, ya que una vez se inscribe en el registro el proceso, se pueden producir varias circunstancias (dación en pago, desembolso de la deuda o su refinanciación) que eviten el desalojo.

Se atisba la recuperación en el mercado de la vivienda

Los expertos consideran que en el mercado de la vivienda se atisba la recuperación pero que ésta no está garantizada. Todavía no se han publicado las dos estadísticas oficiales (INE y Ministerio de Fomento) de precios correspondientes al año 2014, pero con las últimas cifras disponibles se puede concluir que los inmuebles se han depreciado más del 30% desde 2008. Es decir, las casas valen hoy lo mismo que en 2004.
Los precios cerrarán 2014, cuando se publiquen los datos, con caídas suaves, mucho más moderadas que las del año 2013 e incluso en algunos lugares se han producido tímidas alzas. Esto es lo que ha propiciado que la mayoría de los analistas apuesten porque el ajuste ha tocado suelo, aunque todavía este año habrá zonas donde el mercado estará muy deprimido y allí los precios seguirán a la baja, según augura la directora de relaciones institucionales del Colegio de Registradores y exministra de Vivienda, Beatriz Corredor.
Para el otro gran indicador del mercado, las compraventas, el año pasado sí que fue notablemente mejor que el anterior. En el año 2014 se vendieron más viviendas que un año antes, y ello fue así gracias a la mejora de la coyuntura económica global y la suave recuperación del crédito. Para quienes han logrado mantener su empleo y su nivel de ingresos durante la crisis, adquirir una vivienda ahora conlleva ventajas: es de media un 30% más barata y, si requieren hipoteca, los bancos vuelven a estar en disposición de concederlas.
Además, hay que destacar el creciente peso de los extranjeros, tanto los residentes como los no residentes. Los notarios certifican que en el año 2014 una de cada cinco casas fue adquirida por un foráneo. Para este año, esa tendencia seguirá, aunque desde el Colegio de Registradores consideran que las compras realizadas por los extranjeros no serán determinantes para hablar de recuperación.
 

Se recupera la financiación para compra de vivienda

El contexto actual de la economía empieza a ser favorable para endeudarse: los precios de la vivienda han tocado fondo; la amenaza del desempleo, aún presente, ha dejado atrás el peor momento; la banca ha purgado los excesos del pasado y necesita volver a conceder crédito y los tipos de interés en mínimos y la caída de la prima de riesgo aseguran un bajo tipo de interés en la hipoteca. Los bancos han empezado a abrir la mano con el crédito hipotecario, aunque imponiendo sus reglas de juego. El requisito más importante sigue siendo la solvencia, pero la banca quiere dar crédito y comienza a rebajar sus exigencias de vinculación y sus precios. Los bancos no quieren volver a caer en los errores del pasado y además de no conceder apenas hipotecas por más del 80% del valor de tasación, priman la solvencia del cliente por encima incluso de la ventaja comercial que pueda suponer la concesión de un crédito a mayor interés, asumiendo más riesgo. Además, en algunos casos los bancos exigen que la vivienda tenga un precio de al menos 150.000 euros como garantía de, en caso de tener que adjudicársela en balance, contar con un activo de cierto valor. Como máxima, rige que la cuota mensual de la hipoteca no supere el 30% de los ingresos netos totales. La renta familiar debe oscilar entre 2.000 y 3.000 euros anuales, ya sea de una sola persona o de dos que suman sus salarios para comprar la vivienda.

El crédito hipotecario crecerá un 15%

La concesión de hipotecas crecerá hasta un 15% según un informe elaborado por Fitch. El estudio apunta que “con los ajustes de los precios llegando a su fin y el consiguiente aumento de la disponibilidad de crédito, las ventas ganaron impulso en 2014. Por ello, la agencia de calificaciones crediticias espera que las transacciones aumenten gradualmente, en línea con el crecimiento del crédito. Su previsión es que la financiación nueva crecerá en el año 2015, como mucho el 15%. Para Fitch el consenso sobre los precios inmobiliarios que se ha alcanzado es consecuencia de la decisión de los bancos de descargar las propiedades de su balance y la mejora de la transparencia en la política de precios.

Publicado el: 13/02/2015 |
| En la categoría: Noticias sobre Hipotecas
El mercado inmobiliza el estabiliza

Según el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, en el año 2015 se producirá una recuperación del mercado inmobiliario con precios que “parecen estabilizarse”, aunque mantiene que ya no se regresará a “ningún boom inmobiliario”. Considera además que el peso del sector inmobiliario “dejará de detraer del PIB español” y apuntó que potencialmente “hay alguna mejora de la actividad”. En su opinión el ajuste de precios en el sector “también ha concluido. Los precios se han estabilizado y en algunas áreas están creciendo. Estamos en precios de 2002, por lo que cualquier impacto que tengamos es relevante”, dijo.
En el año 2014, el Banco Popular vendió 1.503 millones de euros en inmuebles, lo que supone un 94% más que en el año 2013. Además esta cifra de ventas es superior en un 28% a todo lo que se vendió en los años 2012 y 2013 juntos.
 

Las tasadores certifican el fin del ajuste

Tras siete años registrando caídas trimestrales de forma consecutiva, la Sociedad de Tasación (ST) ha certificado dos tímidas subidas (del 4,1% y el 1,3%) en el precio medio de la vivienda durante el segundo tramo del año 2014. Más allá de estos ligeros repuntes, lo importante para ST es constatar que los precios se mantuvieron estables durante casi todo el año pasado, lo que les permite afirmar que el precio de la vivienda en España ha tocado suelo. Especialmente, el de la vivienda usada. El mercado de la vivienda usada está a punto de tocar suelo, mientras que el ajuste completo de la nueva se alcanzaría durante 2015. Para Fernández‐Aceytuno, director general de la tasadora, éste es el proceso lógico, ya que la demanda que va aflorando se concentra en barrios consolidados donde apenas hay oferta de vivienda nueva, por lo que se focaliza en la de segunda mano. Desde ST descartan por completo un repunte de los precios, al menos en un corto o medio plazo. La razón es la escasez de crédito hipotecario. Pese a que las hipotecas repuntaron en 2014, el volumen de préstamos concedidos fue menor que el del año 1998 y con este nivel de concesión de hipotecas hay que descartar un alza del precio de la vivienda.

La banca reduce los requisitos exigidos para captar hipotecas

La batalla en el mercado hipotecario se intensifica. La banca se disputa las nuevas operaciones no solo abaratando los precios, sino que ha empezado a ampliar la esfera de potenciales clientes con una rebaja del umbral mínimo de ingresos exigidos para financiarles.
El Banco Popular ha sido el último en suavizar las condiciones: recortó el marginal aplicado en los préstamos desde el 1,80% al 1,59% si se contrata en oficina y el 1,55% de formalizarlo en el canal online Oficina Directa. También redujo el importe en nómina o pensiones mínimo exigido desde 2.000 a 1.700 euros en el crédito solicitado en la red. En Oficina Directa sube, en cambio, a 5.000 euros el salario mínimo domiciliado requerido, si bien está condicionado a contratar un solo seguro, mientras que en sucursales exige tres.
Sigue la estela marcada por el Santander, que ahora demanda ingresos de 2.000 euros frente a los 2.500 previos, y ha rebajado los requisitos en contratación de seguros y operativa con tarjetas. Otro ejemplo es Kutxabank, que ha mantenido una de las ofertas más baratas en tipo de interés, aunque ligada a una alta vinculación y nóminas. Para acceder a su crédito con un marginal desde el 1,25% requería 4.500 euros de ingresos, rebajados ahora a 3.000 y con el diferencial reducido al 1%. Otras entidades como Liberbank, han ajustado precio (del 1,99 al 1,54%) casi sin variar condiciones. ING Direct no requería ingresos mínimos, pero ha rebajado el diferencial del 1,99% al 1,49% y dejó de exigir contratar el seguro de hogar y vida, y el producto de ahorro inversión. BBVA mantiene inalterado su diferencial en el 1,80%, si bien ha sido de los más accesibles en términos de ingresos, al requerir nóminas desde 1.500 euros.
 

El sector inmobiliario confía en la recuperación de los precios en el 2015

El mercado inmobiliario afronta 2015 como un año crucial en el que se podría confirmar la recuperación de la vivienda. En el año 2014 el sector inició tímidamente una senda ascendente.
Desde el estallido de la crisis inmobiliaria en 2008, la media de los precios se ha situado en terreno negativo –en comparación interanual– de manera ininterrumpida hasta el segundo trimestre del año pasado. Los analistas consideran que esta tendencia se mantendrá durante los próximos meses. Y lo más importante: a la espera de los datos de cierre del año 2014, el 2015 se presenta como el primer ejercicio desde el pinchazo de la burbuja en que se podría producir un crecimiento en el ámbito nacional –si bien, muy moderado– de los precios.
Son varios los analistas internacionales que anticipan que los precios han alcanzado su punto más bajo durante el año 2014 y que, de media en toda España, se esperan una subida para el ejercicio recién inaugurado. El FMI, en un informe sobre el mercado inmobiliario en Dinamarca, Irlanda, Reino Unido, Países Bajos y España –países que comparten el vínculo de haber padecido, en mayor o menor medida, una burbuja inmobiliaria– die que las evaluaciones sugieren que los precios de la vivienda pueden haber alcanzado o estar a punto de llegar a su suelo, si bien advierte de que existen diferencias considerables entre cada país y que aún persisten factores que generan incertidumbre.
 

Publicado el: 18/01/2015 |
| En la categoría: Noticias sobre Hipotecas
En el año 2014 la vivienda nueva se abarató un 2,2%

Según un estudio realizado por la Sociedad de Tasación el año 2014 cerró con una caída media de los precios de las casas de nueva construcción del 2,2%, lo que supone volver a valores de hace diez años y el menor ritmo de descensos de toda la crisis. Este estudio de precios de la vivienda nueva recoge datos de pisos de renta libre en todas las capitales de provincia y localidades de más de 25.000 habitantes. Se ha realizado un sondeo entre más de 48.000 inmuebles de un total de 3.200 promociones distintas. Con toda esa información, el informe concluye que el precio medio de la vivienda nueva en España se contrajo un 2,2% en 2014, lo que da como resultado que las casas acumulan una depreciación desde máximos del 40,2% en términos reales. El precio medio por metro cuadrado construido se situó en diciembre en 1.994 euros, lo que equivale al valor promedio de hace 10 años y significa que una vivienda tipo de 90 metros cuesta en la actualidad unos 179.400 euros.

Solo el 28% de los españoles se decanta por el alquiler

El alquiler continúa ganando terreno a la propiedad en el mercado de la vivienda. Pero pese a esta evolución, la compra aún mantiene su hegemonía, tal y como se refleja en la encuesta de Look & Find, en la que se preguntaba qué se consideraba más interesante en el momento económico actual. Según los usuarios de su portal, el 72% de los que han contestado elige la compra frente al arrendamiento.
Dentro de los que prefieren comprar a alquilar, un 67% estima que nos encontramos en un "buen momento" para adquirir una casa, mientras un 33% piensa en comprar pero cree que es mejor esperar un tiempo para dar este paso.
Casi tres cuartas partes de los encuestados consideran la compra de una vivienda como la mejor opción, lo que confirma que cada vez los clientes perciben la vivienda, tras su bajada de precios, como una buena inversión.
Por otro lado, el alquiler se percibe, en muchos casos, más que como una opción de futuro por parte de los clientes, como una alternativa a la hipoteca, hasta que el cliente estime que el ajuste de los precios se ha completado o su situación económica sea más estable.
 

Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar