recomendar  contenido a un amigo

Los pisos de playa están más asequibles que nunca

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha redibujado un mercado de la vivienda mucho más asequible. Sobre todo, a orillas del mar, donde se agolpan los carteles de Se vende en los bloques usados y en nuevas promociones gestadas en el boom. Esta desorbitada y variada oferta, entre la que hay una competencia férrea, ha puesto más a tiro que nunca la playa con la banca como gran vendedor.

Y es que mientras que el ajuste medio nacional de la vivienda desde 2008, según Fomento, asciende al 30,2%, la depreciación de las propiedades costeras ha sido notablemente superior. Principalmente, en el arco mediterráneo y en la Costa de la Luz (Huelva y Cádiz), donde las rebajas rozan el 40%. Tinsa estira la caída acumulada de los precios en la costa levantina hasta el 48,8%.

Estos gruesos descuentos han provocado que vuelvan a verse apartamentos a costes de hace décadas, tanto usados como nuevos. Unas tarifas que llegan a partir de la franja de los 30.000 euros, o incluso menos, en un producto, normalmente, a cierta distancia de la playa (entre 15 y 30 minutos). Al margen de estas gangas, predominan los inmuebles por 50.000, 60.000 y 70.000 euros, más próximos al mar. Hasta el segmento de lujo ofrece oportunidades por 300.000 o 400.000 euros en casas que cotizaron a un millón.

De este modo, el mercado de la costa este y sur sirve en bandeja una segunda residencia muy atractiva y accesible para todo tipo de demanda nacional y extranjera, que si paga al contado puede obtener aún mejores precios.

Otra historia es el norte (País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia), donde la burbuja no arreció con tanta intensidad al contar con una demanda más limitada por su mayor carencia de sol. Y, por lo tanto, el ajuste ha sido menor. "La oferta en esta costa no es alta y la demanda, que suele proceder de la zona, tiene poder adquisitivo", aclara Carlos Smerdou, consejero delegado de Foro Consultores. Sólo algunos enclaves en La Coruña y Cantabria, que sucumbieron al boom, exhiben chollos a la altura de los del Mediterráneo.

Al bajo coste, hay que añadir la inmensa oferta disponible, prácticamente, en todo el levante. Según el Pulsómetro Inmobiliario del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), el stock (obra nueva en venta) en las 22 provincias de costa asciende a 414.210 unidades, el 64,7% del total del país, siendo Castellón el núcleo de este excedente (114.219) y de las más jugosas rebajas (-38,4%).

calcular hipoteca

Fuente: El Mundo


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar