Estás en: crisis

Noticias sobre Crisis

Descubre los mejores productos hipotecarios

Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ir a siguiente páginair a última página
La banca vuelve al mercado inmobiliario

Los bancos confiados en la reactivación de la economía y en las perspectivas de mejora del mercado inmobiliario, dan un respiro a los promotores que han sobrevivido a la crisis. De forma selectiva y progresiva, les otorgan financiación para los proyectos más sólidos y les compran activos que antes sólo podían vender a los fondos oportunistas.
Actualmente, la banca española acumula préstamos a empresas inmobiliarias por 161.000 millones al cierre del primer semestre, según datos del Banco de España. Esta cifra está muy lejos de los volúmenes de 2009, cuando la cartera de créditos para actividades inmobiliarias en manos de la banca ascendía a 320.000 millones. Se calcula que a partir de ahora el sector puede destinar 5.500 millones anuales a préstamos para construir nuevas viviendas.
Los bancos no sólo amplían la financiación a las empresas del ladrillo, sino que se lanzan al desarrollo de proyectos propios. Santander, BBVA y Sabadell tienen en marcha planes para construir 8.000 viviendas en suelos propios que estaban en su balance en Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Andalucía. Además de dar crédito a promotores y desarrollar sus proyectos propios, los bancos están quedándose con activos de las inmobiliarias que antes sólo podían vender a fondos especulativos. Compran ahora porque ven recorrido al alza en estos activos y creen que podrán venderlos en el mercado a un precio más elevado.
 

La morosidad inmobiliaria cae por primera vez en la crisis

La morosidad inmobiliaria ha dado el primer respiro a la banca desde que comenzara la crisis, hace más de siete años. En los seis primeros meses de 2014, la tasa de impagos de las compañías relacionadas con el ladrillo disminuyó tras haberse multiplicado por más de seis desde 2008. El ratio ha descendido hasta el 36,6%, casi medio punto porcentual con respecto al cierre del pasado ejercicio. La caída es poco significativa pero ha permitido a las entidades registrar una reducción de la morosidad en el conjunto de su cartera crediticia.
La banca espera que la tendencia a la baja continúe en los próximos trimestres y permita ver una caída de la tasa en términos interanuales, porque si se compara el dato con el del mes de junio de 2013, sube un 20,1%, derivado principalmente por el menor volumen de préstamos.
Las entidades comienzan a ver la luz al final de túnel, porque no sólo la tasa de modosidad empieza a caer, sino porque el volumen de crédito deteriorado al promotor también lo hace. En el primer semestre, los préstamos impagados de las compañías inmobiliarias descendieron casi un 9,5% (8.400 millones) y se situaron en 79.400 millones, cifra que está por debajo de la cosechada a cierre de 2011.
 

Publicado el: 09/12/2014 |
| En la categoría: Noticias sobre Hipotecas
Un gran número de españoles es casero e inquilino a la vez

La imposibilidad de vender su vivienda obliga a muchas familias a optar por alquilarla y mudarse también en régimen de alquiler. Antonio Carroza, consejero delegado de la empresa de intermediación Alquiler Seguro, asegura que “en estos momentos hasta un 40% de nuestros clientes son propietarios e inquilinos al mismo tiempo”. Esta es una de las razones por las que la demanda de arrendamientos no ha dejado de crecer durante los años de la crisis. El perfil del arrendador ha cambiado y arrendar ya es la primera opción para los jóvenes de 25 a 30 años.
Los expertos recuerdan que si de algo va a servir esta crisis es para acabar con mitos y leyendas características del mercado inmobiliario como aquello de que “las casas nunca pierden valor o alquilar es tirar el dinero”. “Cada vez más ciudadanos comienzan a entender que el arrendamiento no impide la movilidad laboral, como sí lo puede llegar a hacer una hipoteca”, añade Carroza.
 

El volumen de viviendas sin vender es como el de antes de la crisis

La recuperación de la venta de viviendas gracias a la mejora económica y a la vuelta del crédito ha hecho que se reduzca el stock de casas nuevas acumulado en la crisis. Las últimas cifras estiman que en el segundo trimestre de este año existían 465.635 pisos de nueva construcción en venta, un 14,3% menos que hace solo un año y un tercio menos que en 2010, cuando alcanzó el máximo de 692.560. Con estos números se recupera el nivel de excedente que existía en el año 2007, último año previo a la crisis, y más cercano a lo que los expertos valoran como óptimo para un país como España, con un fuerte sector turístico. Ese stock técnico podría situarse entre 100.000 y 150.000 casas nuevas. Además, es un síntoma más de que el mercado afianza su estabilización, aunque no volverá a recuperar los números del boom. Este año, no obstante, habrá de nuevo más casas iniciadas que terminadas, algo que no ocurría desde hace siete años.
Sobre cuándo finalizará la absorción de esos más de 400.000 pisos nuevos aún en venta, no existe consenso a la hora de predecir una fecha. Además, por su ubicación y su falta de infraestructuras, el sector ya trabaja con la certeza de que habrá viviendas que nunca se venderán, aunque descartan que se produzcan demoliciones como sí ha ocurrido en otros países afectados por una burbuja como la española.
Si el crédito prosigue su mejora y la mejora de la coyuntura económica no se trunca, muy pronto el sector asistirá a otro clarísimo síntoma de recuperación: volverán a iniciarse más casas de las que se terminan.
 

El negocio hipotecario cayó más del 8% el último año

La deuda contraída por familias y empresas para financiar inmuebles disminuyó en 64.802 millones de euros, el 8,1%, en doce meses, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).
Las entidades facilitaron 18.892 millones a familias en los primeros nueve meses del año, lo que implica un aumento interanual del 18,88% pero esta cifra sigue siendo insuficiente para compensar las amortizaciones de préstamos, muchos de ellos contratados durante el boom inmobiliario. En el ejercicio 2005 las familias recibieron 158.018 millones de fondos para financiar compras de viviendas; y aún en 2009, cuando ya nos encontrábamos inmersos en la crisis, las entidades otorgaron 73.154 millones en nuevas operaciones hipotecarias. Los problemas de la banca, de la economía y de los hogares retraen la contratación en los años sucesivos, hasta marcar un mínimo en el año 2013 en 21.853 millones. Durante 2014, la tendencia mejora, si bien los recursos movilizados son aún insuficientes para compensar el proceso de desapalancamiento.
 

Aumenta la deuda hipotecaria como consecuencia de la vuelta del crédito

La tenue vuelta del crédito ha provocado que la deuda hipotecaria de las familias haya vuelto a crecer por primera vez desde noviembre del año 2013, según las cifras publicadas por el Banco de España.
Hasta finales del mes de septiembre, los hogares mantenían un endeudamiento hipotecario total de 594.861 millones de euros, lo que supone 23 millones más que en el trimestre anterior. En cambio, la deuda global de las familias volvió a disminuir en el tercer trimestre y se situó en 757.305 millones, que es la cifra más baja desde octubre del año 2006. Este descenso supone un ajuste del 4,6% respecto al volumen de deuda de septiembre del año pasado y pone de manifiesto que sigue el desendeudamiento que comenzó cuando estalló la crisis.
 

Publicado el: 10/11/2014 |
| En la categoría: Noticias sobre Hipotecas
En el segundo trimestre aumentaron los desahucios por culpa de las hipotecas

Los lanzamientos practicados durante el segundo trimestre aumentaron un 3,7% después de sumar un total de 18.749 procesos, de los que el 53,2% correspondió a impagos de rentas de alquiler y el 42,2% a ejecuciones hipotecarias. Según las cifras proporcionadas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), siempre han pesado más en términos relativos los desahucios procedentes de arrendamientos, que aquellos a consecuencia de una ejecución hipotecaria. Sin embargo, según avanza la crisis, la distancia que tradicionalmente había entre ambos se ha ido reduciendo.

Es un buen momento para adquirir una vivienda

No es la primera vez que durante la crisis se dice que es un buen momento para convertirse en propietario, aunque en esta ocasión, los analistas insisten en que todo ha cambiado. Empezando por el porcentaje de la depreciación de los pisos, que está en el entorno del 40%. Y siguiendo por la coyuntura económica‐laboral del país, que parece ha tocado fondo. Pese al lento ritmo en el que se ha desinflado la burbuja parece que se ha llegado por fin a un punto de equilibrio desde el que comenzar a crecer. Los datos que dan fe de ello son: el incremento de las compraventas en los últimos cuatro meses, el aumento del 19% en la concesión de hipotecas en junio y, principalmente, la primera subida interanual (+0,97%) de los precios en seis años durante el segundo trimestre de 2014, según los registradores de la propiedad.

Tras seis años de descensos el precio de la vivienda vuelva a crecer

Las estadísticas que elaboran el Ministerio de Fomento, el Instituto Nacional de Estadística y las tasadoras indican que la caída de ventas y de precios de la vivienda podría estar tocando fondo y que incluso podría iniciarse un periodo de tímidas subidas.
Según el Índice de Precio de la Vivienda de Ventas Repetidas (IPVVR), basado en la metodología Case y Shiller, publicado por el Colegio de Registradores, el precio de la vivienda subió un 0,97% entre los meses de abril y junio respecto al mismo periodo del año 2013, lo que supone el primer crecimiento interanual de la vivienda en seis años.
La mejora de las compraventas ha tenido una especial incidencia en la consecución de la primera subida de precios desde el inicio de la crisis. Entre abril y junio, las operaciones se han incrementado en cuatro comunidades autónomas respecto al mismo periodo de 2013: Navarra (6,16%); Baleares (4,97%), Canarias (4,92%) y Cataluña (0,12%). Pese a esta leve mejoría, las transacciones inmobiliarias bajan un 8,91%, lastradas por el desplome en la vivienda nueva, que registró un descenso del 17,8%.
Respecto al trimestre anterior, el precio de la vivienda registra un avance del 1,53%, lo que supone que los precios estarían actualmente en niveles del año 2003. Pese a ello, desde que la vivienda alcanzó máximos en 2007, el precio medio ha caído un 32%.
 

Los precios se han ajustado un 40,3% desde el año 2007

El precio medio de la vivienda en el mes de julio cayó un 4,4% en comparación con el mismo mes del año 2013 y acumula un ajuste del 40,3% desde los máximos que alcanzó en 2007 antes del estallido de la crisis.
La caída julio es más pronunciada que la del 3% contabilizada a cierre de junio, debido principalmente a la subida coyuntural que experimentó el índice entre junio y julio del año 2013, un movimiento que no se ha repetido en 2014.
No obstante, el ajuste de julio fue mucho más moderado que el descenso del 9,2% en el que finalizó 2013. El mantenimiento de esta tendencia dependerá del cumplimiento de las previsiones favorables de crecimiento económico, financiación y estabilización del empleo en España.
Los municipios de la Costa Mediterránea fueron los que sufrieron la caída más destacada en julio respecto a 2013 (-7,7%), seguidos de las grandes ciudades y sus áreas metropolitanas, que registraron descensos interanuales de precios del 5,4% y del 5,2%, respectivamente.
En el lado contrario volvieron a situarse Baleares y Canarias, cuyo comportamiento positivo se tradujo en un avance interanual del 4,2%, que afianza el cambio de tendencia que se apuntaba en junio.
 

Publicado el: 24/08/2014 |
| En la categoría: Noticias sobre Hipotecas
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar